CERRADO POR VACACIONES INDIFINIDAS
Pues si, este blog está de vacaciones indefinidas, aunque no por eso voy a dejar de hablar de videojuegos, pero no será en El Blog del jugópata, sino que serán parte importante de El Hogar de Dagarin, mi blog personal. No dejes de visitarlo si te ha interesado lo que has estado viendo por aquí.


Opinar es gratis. Si algo te llama la atención, para bien o para mal, no olvides comentar. Pensar que un post te ha llegado lo suficiente para animarte a perder un par de minutos en hacerme llegar tu opinión es la mejor recompensa.
Gracias por comentar.


miércoles, 12 de noviembre de 2008

Little Big Planet

Hay juegos que generan una gran expectación. Conocemos su existencia incluso años ante de que podamos comprarlos. Vemos vídeos, sabemos su mecánica, de que irán, ... Prácticamente es como si ya los tuviéramos pero en realidad lo que estamos es deseando cogerlos y poder saborearlos. Por estos lares se denomina a esto Hype. Hay juegos llenos de Hype, y el problema cuando esto sucede es que en muchos casos nuestras expectativas son tan altas que difícilmente pueden colmarlas con un simple juego.


Little Big Planet es de esos juegos llenos de Hype, se suponen que son vendeconsolas, todo el que tenga una PS3 debería tener este juego, así como el MGS4 o el que actualmente está en pleno Hypeo: el Heavy Rain. Es difícil que llegue a cumplir todo lo que ha prometido, pero por fin ha llegado y podemos valorarlo.

Y mi valoración es que ha colmado todo lo que esperaba de el. Y más aún.


Tanto en los vídeos como en la propia carátula e intro del juego, todo se ve infantil. Nuestros protagonistas son los SackBoys, unos muñequitos de trapo la mar de graciosos y de los que cualquier niño querría un peluche. Perdonad la expresión tan ñoña, pero es la que mejor se me ocurre para definirlo: Es monísimo. Vemos la intro y nos ponemos manos a la obra. ¿Que descubrimos? Pues que todo es monísimo. Los movimientos, la expresividad, como podemos controlar el muñeco con el movimiento del SixAsis y unos cuantos botones, pudiendo cambiar la expresión, mover la cabeza inclinando el mando, los brazos apretando los gatillos y moviendo la palanca correspondiente... Sencillamente genial. Nada mas probando movimientos y expresiones ya pasamos un rato divertido. 

Vamos pasando por los tutoriales que además de a jugar un poco nos enseñan que podemos personalizar a nuestro saquito, cambiarle los ojos, ropa. pelo, boca... Pocas opciones vemos en principio y hacemos un muñequito básico. Algo decepcionante aunque es de suponer que ya nos regalarán algo mas. Seguimos avanzando y vamos por fin a jugar.

¿Que nos encontramos cuando empezamos a jugar? Pues un plataformas de los de toda la vida con algún componente de puzzle, un algo de habilidad, un pelín de rapidez en los movimientos, colaboración entre sackboys(hasta 4, bien en la misma consola con mandos independientes, bien online). En definitiva, un plataformas normal y corriente. ¿Que lo hace entonces diferente? Que es muy mono :) Todo en el juego es encantador: Los escenarios, los elementos con los que interactúas, los enemigos, la música. Es un conjunto genial que te atrapa y te distrae por los escenarios viendo todos los elementos. Jugar solo es una gozada. Los niveles van subiendo de dificultad, como no podía ser de otra manera, a medida que avanzamos de una pantalla a otra. Está estructurado por mundos dentro de nuestro Little Big Planet y en cada uno de estos mundos hay varios niveles. 

Además de la historia principal sobre la que van avanzando los niveles, encontrando unas llaves en algunos niveles se desbloquean minijuegos para disfrutar solos batiendo nuestras marcas o principalmente para competir con alguien mas: carreras, competiciones de saltos, escalada... son minijuegos variados, aunque no demasiados. No obstante, son un complemento mas que hay que agradecer.

Comenté al principio que había pocos elementos para personalizar nuestro SackBoy al comenzar el juego, ¿no? Pues cada uno de los niveles está repleto de esferas que nos dan elementos de personalización o de construcción para el editor de niveles, del que hablaré en un momento. Para liquidar la jugabilidad principal, comentar que se dice que es corto. Bueno, no creo que dure cientos de horas con los niveles que trae, pero si os digo que tampoco se liquida en 4-5 horas. Pasar los niveles si es relativamente fácil y corto, pero COMPLETARLOS, es otra historia. 

Comenzando porque para desbloquear ciertos elementos son necesarias unas pegatinas que puede que encontremos en niveles mas avanzados, lo que nos obligará a rejugarlos. Además, no es nada sencillo acceder a determinadas zonas, por lo que si no sois muy habilidosos (yo mismo no lo soy), se os complicará el conseguir algunos de los objetos adicionales. Y además casi en cada nivel hay ciertas zonas en las que es necesaria la colaboración de 2 jugadores para acceder, por lo que si jugáis solos la primera vez necesitareis otro paseo en compañía para desbloquear estas zonas. Si no tenéis nadie en casa que os eche una manita, acudid al modo online. 

Se selecciona rápidamente al cargar el nivel, y automáticamente entrarán en vuestra partida otros jugadores. Todo lo que desbloquee cualquier jugador valdrá para todos, así que es mas sencillo. No obstante, el sistema es estupendo. Todos los SackBoys deben estar dentro de la pantalla. Si se sale alguno tiene 5 segundos para volver y si no muere. Esto impide que entres y dejes que los demás trabajen por ti. Este no es un planeta para vagos. Hay que colaborar un poquito. Mi, de momento, breve experiencia con el online ha sido fabulosa. Ver a cuatro muñequitos pegando saltos por la pantalla, trabajando en equipo, es impagable. Lo que me tenía que reír. Impagables las risas que he echado.

Pero aquí no termina el juego. Habéis conseguido todo, habéis colaborado con gente y tenéis todos los objetos. Os habéis divertido con el online y os conocéis los niveles como la palma de vuestra mano. Sin problemas: entrad en el editor. Es otro mundo adicional. Podéis partir de un nivel básico e ir añadiendo casi cualquier elemento que hayáis visto por el juego. La cantidad de elementos de que disponéis es increíble. Se puede hacer de todo, pero si los elementos de que disponéis os parecen pocos, cread nuevos. Combinad elementos existentes, añadid resortes y bisagras para crear mecanismos, cread formas nuevas. Es sencillo y maravilloso lo que podéis crear con solo imaginación. Y por supuesto, son niveles jugables.

Pero claro, mi problema (y puede que el de algunos de vosotros) es que mi imaginación es limitada. Me enfrento a este enorme mundo de herramientas y posibilidades pero mi mente se bloquea y soy incapaz de hacer ninguna obra de arte. No hay problema. Hay miles de usuarios del juego mucho mas imaginativos que yo y con un gran corazón y generosidad. Capaces de dedicar su tiempo a crear maravillosos niveles completamente nuevos y compartirlos con todos nosotros a través de internet (si fuera capaz de hacer uno decente, yo también puedo compartirlo, todos podemos compartir). 

Y hay auténticas obras de arte, os lo aseguro. Quizás, y he aquí el único punto negativo que le puedo dar al juego, hay demasiados y poco organizados. Están distribuidos por categorías, pero hay también demasiadas. Faltaría quizás alguna búsqueda algo mejor y alguna pre-visualización de estos niveles, pero de todas formas tardan pocos segundos en descargar y si no te gustan, no pasa nada. También comentar que no tienes opción de guardarlos en tu disco, solamente puedes marcarlo como "adorado" para tenerlo mas a mano. Aunque esto es tanto ventaja como desventaja. Si lo borran, lo pierdes, pero si se modifica lo tienes actualizado al instante. Y además no ocupas espacio en tu disco duro.

Por tanto, para cerrar su duración, dos puntos: 1.- Completarlo al 100% no son 3 horas, pero tampoco creo que 20. 2.- Gracias a su editor de niveles y al sistema de compartirlos el juego es INFINITO. Así de sencillo. Cualquier día que os apetezca jugar podéis entrar y probar 1, 2 o 20 niveles nuevos. No todos tendrán la calidad de los "oficiales", pero algunos serán incluso mejores.

En definitiva, mi opinión es que estamos posiblemente ante el mejor juego del catálogo de PS3 en la actualidad. Sin duda no le saca todo el rendimiento gráfico que se espera de una consola HD como esta, pero en este apartado es mas que correcto dentro de su sencillez. No solo los gráficos hacen un juego y este propone una vuelta de tuerca impresionante al mundo de las plataformas, utilizando como sus pilares básicos la personalización, la simpatía y la posibilidad de compartir contenidos. Imprescindible para cualquiera que no odie las plataformas y quiera pasar ratos divertidísimos con su PS3.



Gráficos9,00
Sonido8,00
Jugabilidad9,50
Diversión9,50
Sensación final9,50

0 comentarios:

Lo que nos espera en 2010

Termina 2009, larga vida a 2010. Entra un año lleno de buenos juegos, o eso es lo que parece. Y los nuevos controles de movimiento, y la lucha XBOX360/PS3 en todo su apogeo...
Lo que nos espera en 2010

Muramasa: The demon blade

El último trabajo de Vanillaware se convierte en el must-have del año para Wii. Descúbrelo en nuestras impresiones.
Muramasa: The demon blade

Impresiones Tatsunoko VS. Capcom

Tras una historia digna de un culebrón, el versus de Capcom aparece en Europa. Siente su contundencia con nuestro análisis.
Impresiones Tatsunoko VS. Capcom

Juegos para el iPhone

La personal selección de Dagarin de pequeños pero grandes juegos disponibles en la AppStore para eso ratos de ocio con nuestro móvil favorito
Juegos para el iPhone
 
El blog del jugópata - Template By Blogger Clicks