CERRADO POR VACACIONES INDIFINIDAS
Pues si, este blog está de vacaciones indefinidas, aunque no por eso voy a dejar de hablar de videojuegos, pero no será en El Blog del jugópata, sino que serán parte importante de El Hogar de Dagarin, mi blog personal. No dejes de visitarlo si te ha interesado lo que has estado viendo por aquí.


Opinar es gratis. Si algo te llama la atención, para bien o para mal, no olvides comentar. Pensar que un post te ha llegado lo suficiente para animarte a perder un par de minutos en hacerme llegar tu opinión es la mejor recompensa.
Gracias por comentar.


viernes, 3 de abril de 2009

Impresiones Ninja Blade

Hace un tiempo, a propósito del Ninja Gaiden 2, escribí un post declarando mi animadversión por los juegos llamados de acción, tipo ese Ninja Gaiden 2, Devil May Cry 4 y similares. En el declaraba que estos juegos para mi no son tanto de acción como de repetición. Los considero generalmente machacabotones. Sin menospreciar las enormes cualidades técnicas que algunos de estos juegos tienen, como los 2 mencionados, a mi son juegos que particularmente me aburren muchísimo y solo me producen cansancio en los dedos y no soy capaz de jugar mas de unas pocas horas con ellos.


Este Ninja Blade es de ese estilo de juegos. Hay luchas encarnizadas contra infinidad de malvados, llevas varios tipos de espadas para realizar combos de ataque y cobertura, algunos poderes especiales para parar a los enemigos o directamente destruirlos... Se trata pues de otro juego muy al estilo del Ninja Gaiden, como ya anuncia su propio títulos. El protagonista es también un Ninja y la acción también transcurre en Tokyo.

Sin embargo, pese a mi poco interés por este tipo de juegos y a que al propio Ninja Gaiden no le dediqué ni un par de horas, este Ninja Blade me lo he liquidado enterito. ¿Porque? Pues vamos a ver si con estas impresiones lo descubrimos.


LA HISTORIA

La trama de este Ninja Blade nos sitúa en Tokyo en un futuro muy cercano. Hay un parásito llamado Alfa que se ha liberado en la ciudad. Tiene la capacidad de modificar a sus huespedes humanos para convertirlos en auténticos monstruos, zombies al mas puro estilo Resident Evil. De hecho, de no ser porque nos aclaran al principio que es un gusano que se aloja en la gente, podríamos pensar que se trata de uno de los virus de Umbrella. Dicho parásito se extiende rápidamente y va pasando entre los humanos convirtiéndolos en monstruos. Hay que detener la infección para evitar que salga de Tokyo y se extienda por el resto del planeta y solo hay dos maneras. La mas sencilla y la que el ejército tiene preparada como último recurso es la exterminación mediante armas de destrucción masiva de toda la ciudad. Muerto el perro se acabó la rabia.

Pero hay una segunda alternativa, que es la que nos dan la oportunidad de intentar. Se sospecha que estos parásitos están controladas por una especie de ente superior, una especie de "Parásito Madre", por llamarlo de alguna manera. Podemos tratar de localizarla y exterminarla, con la esperanza de que acabando con ella se acabe la infección y no sea necesario aniquilar inocentes ni la ciudad entera. Somos el Ninja encargado de tal misión. Por algún motivo que desconocemos (hasta el final), somos inmunes al gusano alfa, además que que ser una especie de superninja al mas puro estilo Bola de Dragón, capaz de cosas increíbles, así que armados con nuestra espada inicial y nuestro coraje, nos lanzamos a la destrucción del foco de la infección.

EL JUEGO

Si habéis tenido ocasión de probar la demo, tenéis una idea clarísima de lo que va el juego. Todo es así. A mi, por algún extraño motivo, me ha enganchado. Tan solo los primeros minutos, con ese lanzamiento desde el helicóptero y ese ir aniquilando enemigos en plena caída, me pareció muy burro. Creo que a partir de ahí, el juego te marca psicologicamente. O entras en su mundo, te gusta esa auténtica pasada que se meten y te preparas para dejarte llevar y creerte cualquier pasada que se metan, o mas vale que dejes el juego, porque es pasada tras pasada. Es absolutamente Manga, dentro de lo poco que conozco de Manga. Todo exagerado, golpes imposibles, combos brutales,... una auténtica pasada. A mi me dejó con la boca abierta y quise saber hasta donde eran capaces de llegar, y creo que eso es lo que me ha hecho llegar al final de juego.

Básicamente es, como ya he dicho, un Ninja Gaiden o similar. Se trata de ir destrozando enemigos uno tras otro, realizando combos que cada vez llegan a ser mas destructivos, y combinando diferentes habilidades. Para empezar, acabaremos teniendo 3 espadas. La katana básica de todo Ninja, una especie de espada al estilo Soul Edge de Soul Calibur (un amigo y yo llamamos a esas espadas en el Soul Calbur "tablas de planchar"), mucho mas destructiva pero lenta, y una pareja de espadas pequeñas que ademas incorporan unos cables que nos serán necesarios para acceder a algunas zonas del mapa. Cada una de ellas parte con unas características básicas que podremos ir mejorando recogiendo unos cristales de sangre que van dejando ciertos enemigos al morir. Además, nos darán una especie de disco de cuchillas, que nos permitirá realizar ataques especiales con fuego, viento o electricidad. Cada uno de estos poderes lo iremos ganando conforme avancemos en el juego y también podremos irlo mejorando con los mismos cristales. Me queda por comentar una espada final, la Ninja Blade, pero no voy a decir nada sobre ella para no desvelaros la sorpresa.

La forma de cambiar las espadas sobre la marcha en el mismo combate es sencilla, cada una tiene su utilidad concreta según a que tipo de enemigos nos enfrentemos y habrá varias ocasiones en que dentro de un combate tengamos que cambiar de espada o de poder del disco para salir triunfales de la lucha. Combates por supuesto frenéticos, como deben ser en estos juegos, y agotadores para vuestros dedos, teniendo que combinar ataques, defensa, movimientos evasivos, contragolpes... Muy frenético y creo que hará las delicias de los fans de este tipo de luchas.

Entre lucha y lucha tendremos que ir avanzando y no digo explorando porque el camino está mas que marcado y no tenemos mas dificultad que hacer algunos saltos en algunas fases. Por cierto, saltos algunos al estilo Prince Of Persia, caminando por las paredes y saltando. Pero además, habrá muchos momentos en los que se produciran QTE''s, esos momentos de casi película pero en los que tenemos que ir dando al botón concreto en el momento exacto para poder seguir avanzando. Estos momentos de pausa entre luchas, estos eventos QTE y búsquedas del camino, hacen que me distraiga y creo que es uno de los elementos que han conseguido que no me aburra del típico dar espadazos a diestro y sinistro de este tipo de juegos.

LOS MALOS

No puede haber un juego de estas características sin un buen elenco de malos y jefes finales. El juego está dividido en 9 capítulos y dentro de cada uno de ellos encontraremos normalmente 2 de estos jefes finales, a excepción de un par de capítulos donde se hace una especie de "recordatorio" y volvemos a enfrentarnos a viejos conocidos, que además no son solo dos sino 3 o hasta cuatro. No son especialmente difíciles de derrotar, basta averiguar cuales son sus 2-3 patrones de movimiento y ataque para anticiparlos y acabar con ellos con facilidad, mas o menos, porque algunos son duros como rocas y necesitan un considerable número de golpes para acabar con ellos. Además, cada uno de ellos requiere un ataque final que debes realizarle mediante un QTE que resulta bastante espectacular de realizar.

Aparte de estos jefes finales, no tenemos mucha variedad de monstruos para atacar, puede haber 4 o 5 y no demasiado inteligentes tampoco. Van bastante a saco a por ti y la principal dificultad para derrotarlos es su número, que generalmente es bastante elevado, por lo que algunos combates se hacen largos y complicados para acabar con la ingente cantidad de zombies que te atacan. Nada que no sea superable con un poco de tesón y paciencia.


TECNICAMENTE

En este sentido, el juego me parece mas que bueno. En este tipo de juegos la fluidez de movimientos y la cámara son primordiales, y ambos apartados están totalmente conseguidos. Solo en algún momento puntual la cámara llega a dificultar algún combate, pero son sólo unos segundos y realmente no enturbia para nada el apartado. Hay escenarios grandes, en el centro de Tokio, saltando por tejados y azoteas, con muchos monstruos e incluso algún monstruo final, y el resultado gráfico es siempre solido, sin ninguna bajada de tasa de frames, ni ralentizaciones, ni elementos que desaparezcan de pantalla. Abunda, eso si, la noche, salvo en algunos minutos que si suceden de día, pero el resultado está bastante conseguido.

El control es perfecto, sin ningún problema para que tu Ninja haga lo que le dices. No sucede como en otros juegos, que se atasca contra paredes, o atraviesa muros ni nada de eso. Todo completamente fluido y preciso. En cuanto al sonido, el juego está subtitulado al castellano y podemos escucharlo tanto en ingles como en una mezcla de Inglés-Japonés, según que personajes están hablando. Tanto la música como el resto de efectos de sonido están muy conseguidos y transmiten en cada momento perfectamente las sensaciones de lo que ves en pantalla. Nada que objetar técnicamente al juego, todo lo contrario. No es que marque un hito en ningún apartado, pero es mucho mas que correcto.

Solo un pero grande se le puede poner: No puedes grabar la partida dentro de un capítulo. Supongo que es porque han establecido un sistema de marcadores online basados en el tiempo que tardas en terminar cada uno de ellos, pero resulta un auténtico fastidio no poder dejar el juego cuando tienes que marcharte. Te tienes que plantear que tengas una hora segura para jugar para poder empezar y terminar un capítulo. Hay algunos que se terminan en poco mas de media hora, pero otros se llevan mas de una hora. Y si sales del juego, tienes que comenzar de nuevo el capítulo desde el principio. Ese si es un fallo importante que le veo a este Ninja Blade.


CONCLUSIONES

¿Porque me ha gustado un juego de este estilo? Creo que la sabia combinación entre combate, videos y eventos QTE lo hacen, al menos para mi, mas variado que otros juegos similares. Los movimientos tan absolutamente irreales al mas puro estilo Bola de Dragón, con saltos de varias plantas, combates en el aire mientras caes desde un rascacielos y cosas así, a mi me asombran, quizás porque no soy un fanático de este tipo de historias. Técnicamente irreprochable, con una historia que creo que gustará a los seguidores de las tramas de luchas y honor bastante habituales en los mangas al estilo Ghost In The Shell o AKIRA (aunque se que no tienen nada que ver, a mi me lo recuerda en muchas ocasiones). A mi me ha costado unas 12 horas liquidarlo completo, pero supongo que a los mas habituados les costará bastante menos, así que entra dentro de lo habitual. No incluye modos online directamente, pero hay unos marcadores de tiempo y puntuación para cada capítulo que puede que a los fans les atraiga a rejugarlo para subir en estos rankings.

En resumen, un gran juego, no se si el inicio de una nueva saga al estilo Ninja Gaiden, pero a mi particularmente no me importaría encontrarme dentro de un par de años un Ninja Blade II.


0 comentarios:

Lo que nos espera en 2010

Termina 2009, larga vida a 2010. Entra un año lleno de buenos juegos, o eso es lo que parece. Y los nuevos controles de movimiento, y la lucha XBOX360/PS3 en todo su apogeo...
Lo que nos espera en 2010

Muramasa: The demon blade

El último trabajo de Vanillaware se convierte en el must-have del año para Wii. Descúbrelo en nuestras impresiones.
Muramasa: The demon blade

Impresiones Tatsunoko VS. Capcom

Tras una historia digna de un culebrón, el versus de Capcom aparece en Europa. Siente su contundencia con nuestro análisis.
Impresiones Tatsunoko VS. Capcom

Juegos para el iPhone

La personal selección de Dagarin de pequeños pero grandes juegos disponibles en la AppStore para eso ratos de ocio con nuestro móvil favorito
Juegos para el iPhone
 
El blog del jugópata - Template By Blogger Clicks