CERRADO POR VACACIONES INDIFINIDAS
Pues si, este blog está de vacaciones indefinidas, aunque no por eso voy a dejar de hablar de videojuegos, pero no será en El Blog del jugópata, sino que serán parte importante de El Hogar de Dagarin, mi blog personal. No dejes de visitarlo si te ha interesado lo que has estado viendo por aquí.


Opinar es gratis. Si algo te llama la atención, para bien o para mal, no olvides comentar. Pensar que un post te ha llegado lo suficiente para animarte a perder un par de minutos en hacerme llegar tu opinión es la mejor recompensa.
Gracias por comentar.


viernes, 12 de febrero de 2010

¿Demos o Betas?

Es una pregunta que lanzo al aire para que deis libremente vuestra opinión. No se si os habéis dado cuenta pero cada vez mas abundan las betas de los videojuegos. Hemos tenido la de Battlefied Bad Company 2 recientemente, llegan en breve la de Crackdown 2 y se ha anunciado tambien para mayo la de Halo Reach. Ojo, betas, no demos. Parece que algo está cambiando en este sentido en cuanto a las compañías de videojuegos a la hora de darnos algún adelanto jugable de sus próximos lanzamientos. Y no se yo que opináis al respecto.

Supongo que la gran mayoría tendrá clara la diferencia entre una Beta y una Demo, pero por si acaso, vamos a dejar claros ambos conceptos para poder hablar del tema con conocimiento de causa, ya que aunque son conceptos extendidos desde hace años en el mundo PC para el gran público, en el mundo de las consolas es algo mas reciente y puede que aún quede gente que no tenga claros ambos conceptos.

En mi opinión, son estos:

Demo: versión reducida, en duración y/u opciones, de la versión definitiva de un juego o programa, que te permite probarlo de manera limitada para ayudarte a decidirte por la edición completa del mismo.

Beta: Versión inacabada de un producto que se libera públicamente para permitir que la prueba del código y la liberación de errores. Al estar en manos de cientos/miles de usuarios, permite a los programadores la localización de fallos existentes y mejoras que deban implementar al recibir comentarios o respuestas de los usuarios finales.

Esta es la diferencia teórica, a la hilo de lo cual me surge otro concepto, menos extendido en el mundo informático, pero también con cierta popularidad: la Release Candidate. Es una edición del programa que los desarrolladores ya dan por prácticamente definitiva y que igualmente se libera al público de forma reducida para detectar fallos de última hora por parte de esos mientras los programadores terminan de depurar el código. Son muy habituales las Releases Candidates de Windows, especialmente en sus últimas versiones.

Me surge este concepto de Release Candidate porque en casi todas las demos aparece el cartel inicial que nos dice "esta es una versión de prueba y no representa la calidad final del productor... bla bla bla". Obviando esta última sutileza y centrándonos en Betas o Demos, la pregunta es muy sencilla: ¿Vosotros que preferís? Vale, no os dejo todo el trabajo, os doy mi opinión :)

Alguno de los lectores de este blog ya sabrá mi debilidad y mi inclinación a ser BetaTester (probador de betas). Desde siempre me he tirado de cabeza a por cualquier beta que ha salido al mercado de cualquier producto, aun a sabiendas de que es posible que estos programas se cuelguen, no funcionen bien, borren información.... Hombre, no suele ser tan drástico, pero si es cierto que usar una Beta de según que programas es un auténtico peligro solo apto para locos (ejem, ¿me acabo de llamar loco?) Este riesgo se compensa con la posibilidad de probar un producto antes que otras personas y con la satisfacción personal de haber contribuído a mejorar un producto con tu pequeña aportación.

En el caso de los juegos, el riesgo por supuesto es mínimo. No se de ningún caso en que una Beta haya roto una consola. El único "peligro" es que la cosa no funcione como tiene que funcionar. Texturas defectuosas, errores en el sonido, imposibilidad de encontrar partidas, cuelgue del juego... es lo que tienen las betas, que por su propio concepto contienen errores. En el mundo consolero, las betas se lanzan principalmente en el modo multijugador. Permiten a los programadores comprobar como funcionan los servidores y los programas con un volumen considerable de conexiones simultáneas que ellos solos no pueden verificar. Por muchos amigos que llamen, conseguirán partidas de un puñado de jugadores buenos, pero si una beta se las descargan 10.000 personas y se conectan a los servidores, desde puntos diferentes del globo, con calidades de ADSL diferentes (Dios, tengo pendiente un post sobre la porquería de conexiones que tenemos en España), etc... es cuando realmente pueden comprobar si todo el trabajo teórico que ha realizado de programación para que todo funcione, lo hace bien o no.

No solo lo comprueban, sino que obviamente pueden realizar los ajustes necesarios, tanto en código del juego como en sus propios servidores, para que el día del lanzamiento del juego todo funcione correctamente y no nos encontremos con sorpresas desagradables.

La demo tiene la ventaja de que puedes hacerte una idea mas real de como será la versión definitiva del juego. En teoría, no encontrarás fallos ni problemas, así que lo que estás viendo gratis es lo que verás cuando te gastes los 70 euros de rigor para comprar tu DVD/BlueRay. No habrá sorpresas. Si encuentras cosas en la demo que te encantan o te gustan, sabes que las mismas estarán en el juego, así que es tu decisión comprarlo o no. Con la demo, corres el riesgo de ver fallos que asumas que en la versión definitiva no estarán y que finalmente, cuando comprés tu copia, sigan estando ahí.

Por otra parte, con las betas en la calle, las compañías se pueden ahorrar una buena pasta. Hay una profesión, con la que siempre he soñado y supongo que muchos de vosotros también, que es la de Betatester. Gente que se dedica a probar los juegos y liberarlos de los temidos fallos. Publicando una beta, se ahorran contratar a unos cuantos porque obtendrán esa información gratis de cientos de fans como yo que se bajen esa versión beta. Por supuesto, antes de publicarla ya habrá pasado por un montón de testeadores, pero las pruebas finales las haremos los propios usuarios.

Cada opción tiene su parte buena y su parte mala, como podéis ver. Habrá quien prefiera ver realmente como es el juego con una demo, aunque no tenga la opción de contribuir a mejorar el juego, o quien prefiera echar esa mano a mejorar el juego, aún a riesgo de no saber si la versión final será tan buena como podría haber sido si hubieran corregido esos fallos. Yo personalmente me decanto por las betas. Por mucho betatester que contraten, nunca llegarán a exprimir un juego al nivel que lo pueden hacer miles de usuarios. Siempre he sido un poco Kamikaze.

0 comentarios:

Lo que nos espera en 2010

Termina 2009, larga vida a 2010. Entra un año lleno de buenos juegos, o eso es lo que parece. Y los nuevos controles de movimiento, y la lucha XBOX360/PS3 en todo su apogeo...
Lo que nos espera en 2010

Muramasa: The demon blade

El último trabajo de Vanillaware se convierte en el must-have del año para Wii. Descúbrelo en nuestras impresiones.
Muramasa: The demon blade

Impresiones Tatsunoko VS. Capcom

Tras una historia digna de un culebrón, el versus de Capcom aparece en Europa. Siente su contundencia con nuestro análisis.
Impresiones Tatsunoko VS. Capcom

Juegos para el iPhone

La personal selección de Dagarin de pequeños pero grandes juegos disponibles en la AppStore para eso ratos de ocio con nuestro móvil favorito
Juegos para el iPhone
 
El blog del jugópata - Template By Blogger Clicks